RELATO EFRÉN GÓMEZ DEL CASAR

La verdad es que no soy totalmente consciente de lo que ha supuesto DESAFÍO INMORTALES para mí, pero sí puedo mencionar algunos aspectos a tener en cuenta:

  • A nivel mental: supone no solo una motivación de realización de desafíos que nunca pensé perpetrar, si no una inyección de moral para el día a día en el que sientes que tu estado físico deja de acompañarte y te vuelves cada vez más dependiente del resto de personas que te rodean, pero que al verlas involucradas contigo sientes que ‘merece la pena’ seguir luchando. He aprendido que la vida es demasiado breve y valiosa como para ‘pasar por ella’ únicamente sobreviviendo, quiero VIVIR, no quiero ser un actor secundario de mi propia historia, sino un actor principal y si para ello hay que cambiar toda concepción de mi vida a una nueva realidad, lo haré. 
  • A nivel físico: soy consciente de que estoy librando una ‘batalla perdida’ pero una batalla que necesito librar. Estoy consiguiendo ‘ralentizar’ e incluso ‘estabilizar’ la propia enfermedad mediante el único medio actualmente disponible: el deporte. Estos desafíos no solo visibilizan este tipo de enfermedades, si no que la preparación y ejecución de estos, supone una ‘medicina natural’ para mi cuerpo, tanto física como mentalmente.
  • Impacto externo: además de las donaciones económicas para la adquisición de material concreto para cambiar la vida diaria de la gente que padece enfermedades similares estamos sirviendo de motivación física y mental para personas y familiares que tienen que ‘lidiar’ con este tipo de enfermedades en su día a día.

Para mí, VIVIR es LIBERTAD y eso es lo que me está quitando la enfermedad y lo que constantemente busco recuperar y ahora pretendo hacerlo mediante la BICICLETA.

 

Desafío Inmortales 2024: LIBRES